En un sector que está experimentando una constante evolución e innovación como lo de la agricultura, optimizar con precisión la nutrición mineral del suelo, adaptándola a las características y necesidades específicas de las distintas plantaciones, es ahora una exigencia ineludible para los agricultores, los productores de flores y las granjas.

Por lo tanto, los productos EMEC cumplen con la continua demanda de instrumentos que pueden mantener el ritmo de la evolución de los productos fertilizantes y técnicas agronómicas, garantizando la máxima eficiencia y optimizando tiempo y recursos, desde una perspectiva de un menor impacto ambiental.